UN PEQUEÑO MÉTODO QUE PUEDE AYUDAR PARA ATRAER MÁS CLIENTES A TU NEGOCIO.

Hace un par de días encontré mi antiguo Smartphone Nokia Lumia, un producto que para su momento era estéticamente llamativo para muchos pero con una experiencia de usuario desfavorable.

Recordemos que Nokia fue líder en el mercado de telefonía celular a principios del año 2000. Sin embargo, su falta de visión, adaptación y otros motivos internos llevaron a la empresa a morir lentamente hasta su venta a Microsoft a mediados del año 2013.

Nokia no fue capaz de advertir las nuevas necesidades del mercado y terminó perdiendo a sus clientes y tomando decisiones que llevaron a esta compañía a la ruina.

EL DISEÑO IMPULSA LA INNOVACIÓN CENTRADA EN EL USUARIO/CLIENTE.

Ahora bien, ¿Cuál es la relación de todo esto con el diseño? Pues, este caso me llevó a recordar que el diseño impulsa la innovación centrada en el usuario/cliente, estrategia que Nokia al parecer ignoró.

No voy a discutir los errores comerciales de Nokia, pero si destacaré la incapacidad de no ver necesidades del público y las nuevas necesidades del mercado. Como contraparte, Apple si supo aprovechar estos cambios a su favor y logró imponerse como referente en esta área.

…UN MÉTODO.

Uno de los objetivos del diseño es centrarse en su público meta e impulsar la experiencia de uso, la innovación y el desarrollo de nuevas propuestas, buscando así cautivar, atraer y enamorar a sus públicos.

Una forma fácil de aplicar técnicas que los diseñadores utilizamos es mediante la observación, acto que nos permite descubrir lo que nuestro publico objetivo a veces no devela en una primera instancia.

Como diseñador utilizo este proceso en tres pasos que me permiten descubrir lo que el público meta a veces no devela en una primera instancia.

1.VE A TERRENO:

Este es el viejo y truco sucio de los diseñadores: OBSERVAR.

El diseño necesita alimentarse de experiencias reales, no únicamente de supuestos ni números estadísticos. Un buen diseño no solo necesitas un análisis cuantitativo, sino que también es necesario el factor cualitativo, este factor es el conocimiento por medio de la observación.

Te recomiendo entonces observar a tu target (in situ), de esta forma podrás recopilar toda la información necesaria para crear tu propuesta de valor. Debes tener en cuenta que tu público no debe estar al tanto de tu análisis, de esta forma actuará con naturalidad y te permitirá descubrir.

2.REGISTRA:

Una vez que hayas observado y analizado a tu público objetivo, debes comenzar entonces por hacer una imagen definitiva del cliente ideal que te haga saber y comprender sus deseos, necesidades y preferencias. Te recomiendo ayudarte con un gráfico para visualizarlo de forma más fácil.

Si lo has realizado bien, significa que estas en condiciones de responder preguntas (¿qué?¿cómo?¿dónde?…) y perfilar una imagen definitiva de tu cliente.

El registro y observación de tus potenciales clientes te permite comprender su mundo interno, conocer sus deseos, ambiciones y miedos, definiendo los puntos clave que te permitan acercarte a él.

Ahora descríbelo, crea tu “cliente ideal” basándose en todo este conocimiento. Un gráfico detallado te ayudará a visualizarlo mejor.

3.¡COMÚNICALO!

La etapa más difícil de proceso.

Ahora bien, luego de analizar y definir tu potencial cliente es hora de pasar por el proceso que más trabajo lleva: La comunicación.

Es decir, ahora debes transmitir en tu sistema-producto lo que tu cliente espera de ti, bajo los códigos que has descubierto de tu cliente. Debes definir códigos visuales, símbolos y formas  que complementen tus objetivos comunicaciones y plásmalo en tu trabajo final.

Desarrolla una estrategia que optimice tu sistema-producto hasta convertirlo en coherente y seductor para tu público meta.

¿LOS BENEFICIOS?

Uno de los beneficios más relevantes es el de optimizar tus recursos (tiempo y dinero). También, mejoras el proceso de comunicación ya que te diriges exclusivamente a quien buscas atraer y, además, obtienes mayor identificación de tus clientes con tu marca.

En conclusión, debes crear un proceso de observación y registro que te permita conocer y comunicarte con tu público meta de manera más eficiente.

Recuerda que el diseño es un proceso y no un tema de gustos personales.

Si este post ha sido de utilidad ¡compártelo! Siempre habrá alguien más a quien pueda servirle.

Un fuerte abrazo y muchas gracias por estar aquí…

error: Este contenido está protegido...