¿CÓMO MEJORAR EL BRANDING DE TU EMPRESA?
By Freddy Maldonado

ANTES DE TODO DEBES ASUMIR QUE YA TIENES UNA MARCA, AUNQUE NO DESEES OCUPARTE DE ELLA. TU MARCA EXISTE SOLO POR ESTAR PRESENTE DENTRO DEL ECOSISTEMA COMERCIAL.

EN ESTE POST TE DARÉ CINCO PUNTOS CLAVES QUE DEBES GESTIONAR PARA MEJORAR EL BRANDING DE TU NEGOCIO.

 

¿YA TENGO UNA MARCA?

Es necesario que asumas que tienes una marca y debes gestionarla ¡Ya!

Los emprendedores y algunos empresarios ya consolidados, minimizan la importancia de sus marcas. Creen que al no estar pendiente de su logo o color corporativo no existen o simplemente son intrascendentes.

Sin embargo, sus marcas son mucho más que los elementos visuales de su comunicación.

Por ejemplo:

Todos nos hemos topado con empresas que poseen una identidad visual pobre, pero con una calidez interna que nos lleva a recomendarla.

Mientras hemos tenido experiencias negativas con empresas cuya comunicación es visualmente impresionante.

En ambos casos nuestra experiencia nos asocian la marca con una emoción y quizás pasamos por alto la calidad de comunicación visual.

Ahora, cuando una empresa que ha generado una experiencia positiva nos entrega una identidad fuerte, su imagen se incrusta en nuestras mentes, tanto que no podemos olvidarla y parece surgir por todos lados.

Por lo tanto, la gestión y control de tu marca es imprescindible.

No por el hecho que tu negocio tenga un “estilo visual propio” sino por la percepción de tus públicos y la capacidad de tu marca de ser reconocida, recordada y recomendada.

TU SEÑAL DEBE SER RECONOCIDA, RECORDADA Y RECOMENDADA



1- DEFINE TUS OBJETIVOS

Antes de cualquier tipo de inversión o desarrollo de tu idea deberías plantear qué quieres ser.

Es vital que puedas cuestionar lo siguiente:

  • ¿Cómo quieres verte en dos o cinco años más?

  • ¿Cuáles son tus metas como marca?

  • ¿Por qué quieres llegar ahí?

  • ¿Quiénes son tus referentes?

La definición de tus objetivos es básico. Te permite tener claridad en lo que deseas lograr; te ayudará a entender tu negocio y articular tus estrategias para definir los medios para lograrlas.

 

2- CONOCE A TU AUDIENCIA, PÚBLICOS O CLIENTES…

Se lee como discurso repetido, lo sé.

No obstante, si ya has definido qué quieres ser, es indispensable comprender con quién quieres relacionarte.

Hablar de tus públicos no es solo definir a tus clientes. Lleva una comprensión de tu entorno y quién te rodea, por ejemplo:

  • ¿Quiénes serán tus colaboradores?

  • ¿Qué tipo de público deseo atraer?

  • ¿Quiénes serán mis socios estratégicos?

Por lo cual, para conocerlos debes desarrollar un estudio acabado que va más allá de establecer su edad o nivel socioeconómico, es conocerlos al punto de poder anticiparte a sus acciones.

Uno de los procesos principales, cuando estudiaba diseño, era observar a tu usuario o cliente. Sí, observarlo.

Debíamos ponernos en sus zapatos, entender cómo actúa y que lo motiva. Lo que suena muy fácil, pero nos podía tomar fácilmente la mitad del tiempo del proyecto.

Cuando tienes claro quién es y cómo piensa, puedes tomar decisiones que son impulsadas tus públicos y no por tus creencias o prejuicios.

 

3- CREA UNA IDENTIDAD PROPIA

Algunos suelen creer que hablar de identidad es simplemente tratar la estética o como “se ve” tu negocio. Sin embargo, entender quién eres y cómo te proyectas se transforma en algo más complejo.

Saber quien eres te ayudará a tener conciencia de cómo te perciben y controlar cómo interactúas con tus públicos:

Por lo cual deberías poder responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo quiero ser percibido?

  • ¿Has identificado tus debilidades?

  • ¿Cómo abordarás a un posible cliente?

  • ¿Lo tratará de tú o usted?

  • ¿Qué comunica tu sitio web?

  • ¿Qué tipo de lenguaje utilizarás?

También debes considerar que:

“lo que prometes debe ser cumplido porque, cuando no lo haces, lucirás como falso”

4- PUNTOS DE CONTACTO

Ya sabes quién eres, lo que quieres lograr y cómo quieres ser percibido.

Ahora debes precisar tus puntos de contacto y cómo interactúan con tu audiencia.

Definirlos es un aporte para tu negocio, ya que puedes establecer una experiencia por cada punto, lo que te permitirá conectar emocionalmente con tus clientes y públicos.

No obstante, esta experiencia debe ser cuidada y siempre positiva porque una mala vivencia cuesta caro.

Por lo tanto, cuando definas tus puntos de contacto debes centrarte en:

  • Las experiencias digitales (sitio web, redes sociales, mensajería, chatbot…)

  • Experiencias análogas (Tienda física, packaging, publicidad impresa, contacto con colaboradores)

Debes tener en cuenta que es difícil comprender el total de los puntos de contacto, por lo cual procura tener siempre experiencias positivas.

5- EXPLOTA TU DIFERENCIADOR

Aquello que es tu diferencial es lo que deberías explotar a tu favor.

Este elemento característico será el aliado de tu marca y comunicación porque te permitirá diferenciarte de otros que hacen lo mismo que tú.

Quizás sea un tipo de proceso; tu forma de conectar con tu entorno; tus valores o la técnica de trabajo.

Tú conoces aquello que es único en tu negocio y que es poco probable de ser copiado.

Úsalo a tu favor para que tus clientes y públicos te puedan encontrar.

Esto no quiere decir que olvides la calidad de tu producto o servicio.

Por lo tanto, en este punto, tu trabajo será identificar aquella peculiaridad única en tu identidad y agregarla como elemento especial de tu identidad y comunicación para que tus públicos te reconozcan.

Si no sabes cuál es tu particularidad, pregúntale a tus clientes, colaboradores o cercanos.


SI ESTE POST TE HA GUSTADO ¡COMPARTE!

Además, te invito a revisar mis servicios y recursos que he creado para ti. Si lo deseas, puedes contactarme o agenda una reunión: haz clic aquí

 

0 comentarios