Estamos en medio de una pandemia, una de las peores que hemos cruzado en los últimas décadas, sin embargo, como emprendedor no puedes descuidar tu negocio ni menos tu activo más importante: tu marca.