Tu marca es más importante que tus redes sociales
By Freddy Maldonado

Así que tienes una gran estrategia en las redes sociales.

Has creado páginas de fans para tu marca y animas a la gente a conectar contigo en Facebook, Twitter y LinkedIn. Espectacular. Buen trabajo. Todo eso está muy bien…

…pero ese no es el objetivo de tu marca.

Se trata de otra cosa: de lo importante que es tu marca para tu presencia online y de cómo debería ser más importante que las propias redes.

Aquí tienes cinco razones para ello:

  • La gente necesita saber lo que le hace único antes de poder conectar con usted en línea o fuera de ella
  • Cada marca tiene su propia personalidad, incluida la suya.
  • Si la gente no sabe a qué atenerse con tu marca (o si no está segura de su relación con ella), nunca se involucrará de ninguna forma.

Las empresas tiende a preocuparse más por cómo es percibida que por su contenido y experiencias de usuario.

Hay pocas cosas más satisfactorias que ver a alguien en persona, pero de vez en cuando te das cuenta de que a esa persona que conociste de manera virtual, no es igual a quién conoces presencial.

Lo mismo pasa con las empresas y sus marcas.

Presentan una imagen que no es verdadera cuando la gente los conoce en persona. Cuando esto ocurre, la gente tiende a sentir que algo no va bien, e incluso puede sentirse engañada.

¿Qué experiencia está viviendo tu cliente?

Este error puede costar más caro de lo que crees porque has perdido lo más valioso que tu cliente te puede dar: Su confianza.

Si no eres de esas empresas, no tienes nada que temer. Sin embargo, si no es así, debe ser capaz de demostrar que puede cumplir lo que promete.

Esto significa que cada vez que alguien compra en su empresa, debe obtener exactamente lo que se le prometió y no sólo una promesa. También debe mostrarles cómo eres en realidad.

Tu marca debe verse y sentirse igual en todos lados. La razón por la que esto es tan importante es que no se trata sólo de su negocio. También se trata de la experiencia del cliente.

Esto significa que si se les trata con respeto, querrán volver una y otra vez. Si no se les trata bien -si les mientes sobre quién eres- no volverán a comprarle y puede que incluso cuenten a otros lo mala que es su empresa.

El objetivo es que la gente se conecte contigo, no solamente con las redes sociales en las que estás.

Así que estás en las redes sociales.

Tienes una página de Facebook, un perfil de Instagram y un nombre de usuario en Twitter. Pero, ¿es eso todo lo que necesitas?

No, no lo es.

Las redes sociales no lo son todo.

De hecho, ni siquiera es la parte más importante de la construcción de su marca: esa distinción corresponde a las recomendaciones de boca en boca que provienen de personas reales que realmente le conocen y confían en usted.

Las redes sociales pueden ayudar a dirigir el tráfico a su sitio web o a conseguir clientes potenciales en su bandeja de entrada, pero nunca pueden sustituir la conexión y experiencia personal entre personas que se conocen lo suficiente como para compartir sus experiencias con los demás.

Las redes sociales están sobrevaloradas

Las redes sociales se han convertido en un recurso para las empresas de todos los tamaños que quieren darse a conocer.

Sin embargo, es importante entender que las redes sociales no son la única forma de construir tu marca (y puede que ni siquiera sean las mejores).

Las redes sociales están sobrevaloradas. ¿Sabe cuántas personas interactúan regularmente con tu marca en las redes sociales?

Para construir una marca sólida, necesitas algo más que seguidores en Instagram o seguidores en Twitter; también deberías tener una lista de correo activa o un boletín de noticias por correo electrónico que envíe actualizaciones periódicas y ofrezca contenido exclusivo de vez en cuando.

Con este método te asegurarás de que la gente vea realmente lo que ocurre con tu negocio, en lugar de pasar por alto lo que podría ser una información valiosa cuando pasan por delante del nombre de tu empresa en su feed.

Sigue creando tu marca para que la gente sepa lo que representas.

Es posible que no puedas controlar las redes sociales, pero siempre puedes hacer crecer tu marca.

La mejor manera de hacerlo es mantenerte fiel a quién eres y a lo que te hace único.

Cuanto más sepa la gente quién eres y lo que representas, más podrán confiar en tus productos o servicios y más probable será que te compren.

También puede aprovechar esta época de cambios como una oportunidad para innovar.

Lea cómo la tecnología ha cambiado el marketing a lo largo del tiempo, y luego decida cómo puede ayudar a mejorar sus propias operaciones comerciales en el futuro.

Si todavía no estás convencido, piénsalo así: si salieras con tus amigos y no supieran cuál es tu apellido, ¿querrían seguir saliendo contigo?

Por supuesto que sí. Entonces, ¿por qué debería importar que la gente sepa en qué redes sociales estás?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificado por MonsterInsights